Iluminación LED: fuente de ahorro en PYMES (caso práctico)

En primer lugar, ¿qué es un LED?

Un LED, básicamente, trata de un diodo que produce luz al ser atravesada por una corriente eléctrica, actualmente, las lámparas que usan este tipo de tecnología están en un proceso de rápida evolución que ya las ha convertido en una alternativa mucho más eficiente que los sistemas de luminarias convencionales.

La principal ventaja de la tecnología LED respecto a las convencionales, es que al contrario que estas, apenas una pequeña parte de la energía eléctrica consumida se desperdicia en forma de calor, restando mucha más para ofrecer la iluminación necesaria. Esto les permite obtener unos rendimientos que las colocan cómo muy competitivas en el aspecto técnico, y económicamente proporcionan un ahorro de entre el 60% y el 80%.

Entonces, ¿podemos afirmar que la tecnología LED es energéticamente eficiente?

Pues sí, si la capacidad de iluminación de una luminaria se mide en lúmenes, aquellas luminarias de tecnología LED necesitan de menos potencia para generar esta cantidad de lúmenes; por lo tanto, con un menor consumo, se puede obtener un mismo nivel de luminosidad.

Ahora que sabemos esto, apliquemos la teoría a la práctica:

En este caso, lo que se pretende es demostrar las ventajas de la renovación de luminarias e instalación de tecnología LED en PYMES,  tomando como ejemplo una de las múltiples actuaciones en el sector:

Situación inicial:

El objeto de estudio en este caso es un concesionario de coches, dónde existe una instalación de 75 luminarias downlight con lámpara HQI de 70W, suponiendo esta iluminación una de las principales fuentes de consumo eléctrico del lugar.

Disposición de luminarias en el local
Disposición de luminarias en el local

Para reducir este consumo, se opta por instalar tecnología LED, sustituyendo las anteriores por otras 75 luminarias downlight con LED Samsung de 30W.

Esta simple sustitución, supone una reducción de potencia de 3kW. Teniendo en cuenta las horas de funcionamiento del concesionario (unas 3000 horas anuales), el ahorro energético en un año es de 9000 kWh, casi un 60% respecto al anterior. Teniendo en cuenta los costes eléctricos de la tarifa contratada, se asciende a un ahorro de 1.269€ anuales.

Instalación Potencia (kW) Energía anual (kWh) Importe anual (€)
Original 5,25 15750 2.220,75 €
LED 2,25 6750 951,75 €
Ahorro 3,00 9000 1.269,00 €
Ahorro anual tras implantar tecnología LED
Ahorro anual tras implantar tecnología LED

Se ha de tener en cuenta además en cuanto ahorro, que la vida útil de los LEDs es mayor y por lo tanto, también existe un ahorro en el mantenimiento.

¿Y cuándo amortizaría la inversión?

A la hora de realizar la inversión de sustitución del alumbrado, hay que realizar una inversión, y el objetivo del cliente en este caso no es otro que recuperar la inversión lo antes posible. Por lo tanto, se ha de cuantificar el ahorro respecto a la inversión inicial para encontrar un punto de inflexión, en el cual, se amortizaría la instalación y se comenzaría a ahorrar dinero.

Si la vida útil del LED está en torno de 50.000 horas, y las horas de funcionamiento del local se estiman en las 3.000; la instalación de LED será de algo más de 16 años y medio.

En este tiempo, con las diferencias de consumo entre un sistema y otro, se estaría ahorrando un total de 21.000 € en el total del ciclo de vida de la nueva instalación.

Este ahorro nos abre un amplio margen de beneficios o ahorro a pesar de tener que realizar una inversión inicial, en este caso, la inversión realizada para el montante total de la compra de luminarias cómo su total instalación supuso un total de casi 5 mil €.

Con estos valores de inversión, se ahorrarían más de 16.000€ en los 16 años y medio de vida de la instalación.

¿Y si existe subvención?

Si es así, lógicamente la inversión es menor, los plazos se acortan, y el interés crece por parte del cliente. En este caso particular, se tramita para el cliente una subvención existente en el INEGA (“Instituto energético de Galicia”) por la cual, el 30% de la inversión a realizar por el cliente es aportado por las administraciones; esto abre un nuevo escenario económico, en el que los ahorros son mayores (casi 18 mil € en el total del ciclo de vida) y el plazo de amortización desciende en este caso hasta poco más de 2 años y medio.

Ahorro anual: 1.269,00 €
Años de vida del LED: 16,67
Ahorro total: 21.154,23 €
Inversión: Sin subvención Con subvención (30%)
4.985,00 € 3.489,50 €
Beneficio: 16.169,23 € 17.664,73 €
Amortización: 3,9 años 2,7 años

En conclusión:

Se puede decir, y los datos así lo afirman, que en pequeñas y medianas empresas, aquellos gastos energéticos se pueden reducir drásticamente con la sustitución de iluminación convencional por la nueva tecnología LED.

A pesar de tener que realizar una inversión inicial, esta se verá amortizada en un periodo reducido, y el ahorro se hará patente poco tiempo después de la haber realizado la instalación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s